El agua es el líquido vital para que tu cuerpo funcione correctamente y, en concreto, el agua mineral es la que te aporta más beneficios para tu salud. Debido a su composición mineromedicinal, beber Nature a diario te ayudará a mantenerte en tu peso ideal, tener huesos fuertes y músculos tonificados, así como una piel joven, correctos niveles de azúcar en sangre y de presión arterial.

El residuo seco indica la cantidad de minerales presentes en el agua. Nature es un agua de mineralización débil, rica en bicarbonatos, calcio y magnesio, minerales fundamentales en muchos procesos metabólicos.

Poseen numerosas propiedades beneficiosas para el organismo entre las que destacan la reducción de la acidez estomacal, el ácido úrico, mejora el rendimiento deportivo y previene los cálculos renales.

Aliados para tu sistema digestivo. Se ha demostrado clínicamente que mejoran la digestión, evitan la diarrea, la inflamación del tracto digestivo y el estreñimiento.

Son fundamentales para mantener un correcto equilibrio de los fluidos del cuerpo y son una parte esencial de los jugos gástricos.

Es importantísimo para mantener unos huesos y dientes fuertes. Previene la osteoporosis, ayuda a la coagulación de la sangre, la secreción de hormonas y a tener un ritmo cardíaco normal.

Es fundamental para el correcto funcionamiento muscular. Ayuda a la correcta contracción y relajación de los músculos y a su recuperación tras el ejercicio físico.

Controla la presión arterial, el volúmen sanguíneo, el tono muscular y ayuda al funcionamiento del sistema nervioso.

Favorece la piel ya que fortalece las células que están entre la elastina y las fibras de colágeno, algo que previene el envejecimiento de la piel y la aparición de arrugas.